¿Crema hidratante o aftersun?

Cuida tu piel después del sol

En verano, todos queremos estar morenos y disfrutar del sol, pero, si no cuidamos nuestra piel, podemos sufrir problemas no solo estéticos, sino también de salud. Por ello, es importante prestar atención a nuestra piel, tanto en el momento de la exposición al sol como posteriormente, ya que a veces los descuidos pueden jugar malas pasadas en el futuro.

After sun, tan importante como la crema de protección

De sobra es conocida la necesidad de protegerse la piel cuando vamos a la playa o a la piscina para blindarla a las incómodas quemaduras que dejan nuestro cuerpo rojo e irritado durante varios días y nos complican la vida diaria debido al dolor. Son muchos los piensan que, habiendo burlado la rojez inmediata, la irritación y las quemaduras visibles, su piel está a salvo de cualquier complicación, pero lo cierto es que los rayos UV siguen haciendo efecto en nosotros horas después de la exposición.


El ser humano es, en su mayoría, agua y mientras tomamos el sol, las altas temperaturas hacen que perdamos gran cantidad de líquido. Por eso, es vital recuperar la hidratación total de nuestra piel ya que el bronceado ya es una señal inequívoca de que el sol ha actuado en nosotros. Además, si lo que buscas es conservar el tono de piel durante mucho tiempo, el aftersun no solo cuida la piel después del sol, sino que también prolonga el color tostado que nos proporciona.

Diferencias entre crema hidratante y after sun

Es común pensar que la crema hidratante habitual ya tiene el efecto reparador que nuestra piel necesita, pero lo cierto es que el aftersun tiene propiedades específicas que nos ayudan después de haber estado bajo la luz del sol durante un tiempo prolongado.

Las dos tienen en común la gran hidratación que aportan a nuestra piel. Sin embargo, el aftersun también tiene un efecto antiinflamatorio, calmante, y regenerador que no posee la crema hidratante habitual y que ayuda a preservar la juventud natural de nuestra piel.

Por ello, nunca debemos olvidar hacer uso de una crema después del sol como las que tenemos en la gama SUNISSIME de LIERAC, que consiguen bajar la temperatura cutánea y calmar la sensación de calentamiento e inflamación que nos pueda provocar la alta intensidad de los rayos ultravioleta.

Tenemos la crema que se ajusta a tus necesidades para tratar la piel tras un día de sol y es que, para rehidratar todo nuestro cuerpo, contamos con la leche reparadora hidratante de cuerpo anti-edad global que, además de calmarnos, repara el fotoenvejecimiento ayudándonos a lucir siempre una piel joven.

Si lo que buscas es un cuidado más específico para la cara, te presentamos el de rostro re-hidratante anti-edad global con extracto de hamamelis, indicado para conservar la elasticidad de la piel. Para conseguir un efecto aún más bronceado y sin irregularidades en el pigmento, también podrás encontrar el sérum de rostro reparador SOS anti-edad global en la gama SUNISSIME que te dejará con un fresco aroma de flores blancas. ¿A qué esperas para poner el cuidado de tu piel en las mejores manos.

aftersun_sunissime500x500.jpg