¿Cuál es el desmaquillante que me conviene? Lierac te da la solución

Hay una máxima que es indiscutible: si no desmaquillamos nuestra piel en profundidad, las consecuencias serán visibles. Suena muy drástico, pero así es. De ahí que hagamos especial (y reiterativo) hincapié en la importancia de desmaquillarse con los productos adecuados para nuestro tipo de piel, nuestros hábitos de belleza y nuestras preferencias. Lierac cuenta con una amplia gama de limpiadoras que satisface todas las expectativas. Si todavía no lo has hecho, ¡descúbrela!

¿Por qué debería desmaquillarme?


Cuando limpiamos el rostro no solo eliminamos los restos de maquillaje, sino también los residuos asociados a la contaminación y las impurezas ligadas al funcionamiento natural de la piel: sebo, sudoración, células muertas... Hacerlo diariamente, por la mañana y por la noche, es fundamental por los siguientes motivos:

  • Evita el envejecimiento de la piel. Está demostrado que por cada día que no desmaquillamos la piel, ésta envejece cinco días. Es importante dormir con la piel limpia, ya que es por la noche cuando más se regeneran y se renuevan las células de la piel. Además, si no nos desmaquillamos, se acentúan las arrugas, las líneas de expresión y las manchas.

  • La piel no pierde luminosidad. Al no eliminar todos los residuos de la piel, impide su nutrición haciendo que la piel luzca más apagada y pierda frescor, hidratación y luminosidad.

  • Ayudamos a oxigenar la piel. Retirando el maquillaje no sólo eliminamos el producto sino además todas las células muertas de la piel y los contaminantes que se han podido acumular. Así dejaremos la piel totalmente al descubierto y facilitaremos su oxigenación.

  • Las ojeras no se marcan tanto. Cuando no quitamos el maquillaje de los ojos de forma correcta, podemos dar lugar a que la zona de la ojera vaya tomando poco a poco un color más oscuro.

  • Previene el acné. Tanto el maquillaje como todos los contaminantes ambientales que se fijan a la piel favorecen la obstrucción de los poros e impiden la regeneración celular de la piel. Con la limpieza facial y la retirada del maquillaje evitaremos que se obstruyan los poros y aparezcan los temidos granos y puntos negros.

¿Qué desmaquillante es el más apropiado para mi tipo de piel?


Desmaquillarse es una rutina rápida y sencilla, pero debemos utilizar los productos adecuados. A la hora de elegir un desmaquillante más apropiado es importante tener en cuenta, además de nuestro tipo de piel, cuestiones como si nos maquillamos mucho o poco, durante cuánto tiempo nos exponemos a agentes externos como la contaminación o qué tipo de textura nos gusta.

  1. Crema Espumosa. Formulada para pieles mixtas, se transforma en espuma al contacto con el agua con el fin de ser doblemente eficaz: anti-polución y micro-alisadora.
  2. Desmaquillante Bálsamo en Aceite. Su textura en bálsamo, ideal para pieles secas, aporta una limpieza doble: anti-polución y micro-alisadora.
  3. Agua Micelar Desmaquillante Anti-Edad. Con base también en la limpieza iónica y enriquecida con activos hidratantes, esta limpiadora apta para toda clase de pieles actúa en un rápido gesto en la superficie y en profundidad eliminando células muertas, exceso de sebo y sudor y contaminantes externos.
  4. Desmaquillante Leche Micelar. Este desmaquillante formulado en base a la limpieza iónica, no precisa aclarado y es eficaz en todo tipo de dermis. Tiene una textura en leche que se transforma en agua para logar un doble objetivo: desmaquillante anti-polución en superficie y limpieza micro-alisadora en profundidad. Su fórmula está enriquecida con glicerina hidratante
  5. Tónico Loción en Gel. Este tónico para todo tipo de pieles está indicado para acabar el ritual de limpieza y minimiza los poros gracias a su acción astringente.


La buena noticia es que sean cuales sean las respuestas, Lierac tiene un desmaquillante que mejor se adapta a nuestra piel.