sunissime

¿Cuánto tiempo te protege tu FPS?

Descubre cómo elegir tu FPS adecuado

 

Ya en pleno verano, los días cada vez son más largos y las temperaturas más elevadas… y seguro que estás pensando en protegerte adecuadamente de los rayos solares. Pero, ¿estás segura de conocer el FPS que necesita tu piel? ¿sabes cada cuánto tiempo debes renovar la aplicación de tu protector solar?

 

A continuación te daremos una serie de consejos para que te protejas adecuadamente de la radiación solar:

 

  • Lo más importante, identifica el fototipo al que perteneces:

 



El fototipo es la capacidad de la piel para tolerar la exposición a las radiaciones solares. En esta tabla encontrarás los 6 fototipos existentes, en dependencia de los cuales elegiremos el FPS adecuado.

El sol emite diferentes tipos de rayos: los ultravioleta A UVA, los ultravioleta B UVB, los rayos infrarrojos y la luz visi

ble.

Los más perjudiciales para la piel son los ultravioleta. Los UVA son los culpables del envejecimiento prematuro de la piel, mientras que los UVB se asocian directamente con la aparición del 23 cáncer de piel.

  • No te protejas sólo en verano

 

A pesar de que suele hacerse hincapié en la importancia de utilizar un FPS adecuado durante épocas estivales, en realidad deberíamos proteger nuestra piel todo el año. El rostro, escote y manos… son zonas de nuestro cuerpo que permanecen visibles y desprotegidas durante todo el año.

Es importante destacar que aunque el día esté nublado, las nubes solamente bloquean un 10% de los rayos ultravioleta, por tanto deberíamos incluir una crema con FPS adecuado en nuestro ritual de belleza cotidiano.

La piel tiene memoria, y los daños que se hayan causado ya, no podrán borrarse. Pero si cuidamos de nuestra piel adecuadamente, la estaremos protegiendo frente a futuros daños.

Hace años los protectores solares eran auténticas capas blancas de crema pastosa muy difíciles de aplicar. Pero hoy en día disponemos de protectores como es  LIERAC SUNISSIME +50, que ofrecen la más elevada protección frente a los efectos nocivos del sol, y además tienen una textura fundente y no grasa que lo hace muy fácil de aplicar.

De este modo podemos utilizar la gama solar SUNISSIME todo el año debajo de nuestro maquillaje habitual.

 

 

  • ¿Qué FPS utilizo y cuánto tiempo me protege?

 

El FPS incrementa el tiempo de tolerancia al sol que tiene nuestra piel de forma natural (tiempo que depende del nuestro fototipo).

Si nuestra piel puede exponerse al sol sin protección y sin sufrir daño durante 2 minutos por ejemplo, un FPS 30+ indica que podremos multiplicar por 30 ese tiempo de exposición. En este caso llegaríamos a 60 minutos. Tras ese periodo sería necesario renovar la aplicación del protector solar.

Es importante recordar que un FPS 30+ bloquea la radiación UVB en un 96% aprox. mientras que un FPS 50+ lo hace en un 98%.

Aun así, debemos evitar las horas en las que el sol es más intenso (entre las 13h y las 16h) y ayudarnos de barreras físicas como sombrillas.

También debemos prestar atención a todas las causas que pueden debilitar la acción de nuestro protector solar: sudor, baños en el agua, arena….

 

 

  • ¿Por qué es tan importante respetar la fecha de caducidad de los solares?

 

Mucha gente no tiene en cuenta los plazos que desde los laboratorios se pautan para utilizar los productos con seguridad. Cualquier tipo de crema, al ser abierta, entra en contacto con el oxígeno que comienza a deteriorar su formulación. Esto es aún más importante cuando se trata de cremas con FPS ya que la caducidad de estos filtros implicaría estar desprotegidos frente a las radiaciones solares. Por tanto, debemos controlar los plazos transcurridos desde la apertura de un protector solar hasta su último uso.

 

 

  • ¿Con el protector solar ya basta?

 

Además de preocuparnos por el cuidado de nuestra piel frente a los efectos nocivos del sol, la mayoría de nosotras también deseamos lucir un bronceado uniforme, duradero, y sublime.

Una forma ideal de preparar la piel para las exposiciones solares prolongadas que realizamos en la época estival es utilizar un complemento alimenticio, como SUNISSIME CÁPSULAS de LIERAC. Se presentan en cajas de 30 cápsulas como siempre, pero con una nueva formulación que las hace aún más eficaces.

Son ricas en caretonoides, antioxidantes, y ácidos grasos esenciales que preparan, subliman y prolongan el bronceado. La recomendación es tomar 1 cápsula diaria durante los 15 días previos a la exposición solar, y mantenerlas hasta los 15 días después del último baño de sol. Gracias a la nutricosmética, podrás lucir un bronceado perfecto este verano. ¿A qué esperas?

 

Al igual que la preparación previa, es muy importante la aplicación de tratamientos emolientes y reparadores tras la exposición solar. Nuestra gama SUNISSIME está  especialmente creada para esto, nuestro tratamiento after-sun es reparador y ultra calmante.  Repara la piel del foto-envejecimiento, y gracias a la inclusión en su fórmula de un péptido activador de la melanina, contribuye a lograr el bronceado uniforme.

Su Cryo Effect Technology reduce la temperatura cutánea de forma inmediata y aporta una sensación de frescor única.


Su textura y su delicada fragancia a flores blancas te enamorarán, ¡compruébalo!