¿Hidratar la piel o Nutrir la piel? ¿Qué necesito?

¿Tienes la piel seca? ¿Has probado muchos productos y ninguno parece solucionar el problema? Para encontrar la solución adecuada para ti, primero es importante que aprendas a diferenciar estos dos conceptos: hidratación y nutrición corporal.

¿Tu piel necesita hidratación?


Tener la piel deshidratada es muy frecuente. Seguro que alguna vez has notado la piel tirante, rugosa o incluso has llegado a ver que se descama. También puede que a tu piel le falte luminosidad. Fíjate en los factores que lo producen: los cambios de clima, higiene excesiva, aguas duras (con mucha cal), el sol, la piscina, el mar, etc.

No te preocupes, no es un síntoma de envejecimiento prematuro de la piel. Aunque sí puede acabar siéndolo si no la tratas adecuadamente, pues conlleva la pérdida de elasticidad de la piel que termina llevando a las arrugas.

Las soluciones para la piel deshidratada


  • Comienza hidratándote desde dentro. Es fundamental que bebas al menos litro y medio de agua, evites el alcohol y otros alimentos «deshidratantes» como puede ser el abuso de la sal y los alimentos procesados.
  • Tu piel cuenta con un manto hidrolipídico natural que la protege. Pero cada vez que te duchas, dañas esta protección. Esto no significa que renuncies a la higiene... solo que tengas una higiene prudente y te laves cuando es realmente necesario.
  • Utiliza un gel de ducha suave: opta por productos que mantengan el pH natural de tu piel.
  • Opta por productos hidratantes: lo ideal es utilizar las cremas a diario, especialmente después de la ducha o de someterla a los agentes que causan la sequedad (cambios de clima, sol, etc.). Principalmente hay dos tipos de productos: las leches hidratantes, que suelen ser más ligeras, ideales para climas más calurosos y las cremas, que ofrecen una hidratación más profunda.
  • Utiliza periódicamente un exfoliante como nuestro Body-Hydra+Efoliante Micropeeling Lierac, para evitar que la piel deshidratada tiende a acumular células muertas, lo que le restan luminosidad.

Te recomendamos nuestra leche corporal body-hydra+ Lierac. Tiene un efecto hidratante de 48 horas, que combina la acción de dos ácidos hialurónicos: uno para la superficie de la piel, cuyo efecto notarás de inmediato, y otro de liberación progresiva para que disfrutes de una piel hidratada durante más tiempo. Además, incorpora silicio y extracto de hibisco, que tienen un poder alisante y tonificante. ¿Te hace falta más para tener una piel bonita y naturalmente hidratada?

¿O tu piel necesita nutrición?


Tener una piel desnutrida no es lo mismo que deshidratada, aunque los síntomas puedan parecerse mucho, ya que al estar desnutrida, la piel también puede verse apagada o incluso llegar a descamarse.

Pero la desnutrición de la piel se debe a que la piel no tiene la grasa suficiente para mantener su aspecto y tacto; y en ocasiones también puede deberse a que le falten otras sustancias, como minerales (principalmente zinc, calcio, cobre, selenio o hierro) o vitaminas (especialmente la vitamina A, C y varias del grupo B).

Cómo cuidar la piel desnutrida


  • De nuevo, comienza desde dentro. Procura que en tu alimentación no falten los nutrientes que hemos mencionado.
  • Utiliza una crema corporal adecuada, que contenga los nutrientes que tu piel necesita. Por ejemplo, en la leche hidratante Body-Nutri+ de Lierac. Gracias a sus ingredientes como aceite de cártamo, manteca de karité y urea, darás a tu piel todo lo que necesita para estar nutrida. ¡Y eso se nota!

Para tratar ambos: hidratación y nutrición


Ya puedes contar con la primera crema hidratante nutritiva corporal. Body-Hydra+crema Hydra-repulpante Lierac cuenta con dos ácidos hialurónicos, silicio y extracto de hibisco para que tu piel obtenga todos los nutrientes que necesita y además hidratación y protección, gracias a sus ceras protectoras.

Como has visto, es sencillo diferenciar si tu piel necesita nutrición o hidratación, ¡proporciónasela a tiempo con nuestros productos!