¿Por qué cuidarte a ti misma es tan importante para estar radiante?


Dedicarse tiempo a una misma es más importante de lo que creemos. Nos ayuda a reducir el estrés, a conocernos mejor a nosotras mismas y a disfrutar de los pequeños placeres que nos ofrece la vida como tomar unos rayos de sol o un té mientras leemos un libro.

Asimismo, es importante que le dediquemos tiempo a nuestro cuerpo y nuestro rostro para estar sanos tanto por dentro como por fuera. ¿Cómo podemos lograrlo? Descubrimos algunos tips para el cuidado del rostro y del cuerpo.

Tips para el cuidado del cuerpo y del rostro


Si queremos estar sanas por dentro y por fuera es importante que prestemos atención a los cuidados del rostro y del cuerpo. Veamos algunos cuidados básicos:

Productos para cada tipo de piel y necesidad


Es importante que elijamos productos básicos, limpiadores faciales, cremas de día y noche y tónicos, para la piel del cuerpo y del rostro especialmente indicados para nosotros. Para pieles secas, grasas, apagadas.... También es importante contar con sérums, ampollas y otros productos extra que inyecten vitalidad y energía a nuestro rostro.

Un baño relajante


Un baño relajante nos ayuda a desestresarnos y a eliminar toxinas, lo que da como resultado una piel más bonita y luminosa. Si queremos ahorrar agua, podemos cambiar el baño por una ducha en la que alternemos el agua fría con el agua caliente.

Un masaje después del baño


Un masaje con aceites y cremas tras el baño, hidrata nuestra piel, nos ayuda a mantenerla más bonita y joven y, asimismo, nos relaja. Lo ideal es realizarlo con nuestras manos y sin prisas.

Mens sana in corpore sano


Para disfrutar de un cuerpo y un rostro bonitos es importante prestar atención a nuestra mente. Y es que el estrés, la ansiedad o la tristeza también influyen en el estado de nuestra piel. Una buena manera de mantener nuestra mente sana es practicando algo de meditación y ejercicio físico como caminar o bailar.

Una dieta sana


Lo que comemos se refleja en nuestra piel. Una dieta rica en vitaminas, minerales y otros nutrientes es básica para una piel cuidada. Asimismo, es importante beber bastante agua cada día para mantener nuestra piel sana e hidratada y evitar todo tipo de alimentos procesados.

Dormir 8 horas diarias


Dormir bien y las horas suficientes es fundamental para presumir de piel bonita y resplandeciente. Para favorecer el sueño podemos tomar alguna infusión relajante antes de dormir, tomar un baño y poner unas gotas de aceite de lavanda en la almohada para inhalar.

La gama Mesolift para rostros estresados


Mesolift C15 se compone de un concentrado revitalizador antifatiga y una crema para la piel fatigada que dan como resultado una piel renovada y luminosa. Veamos cada uno de estos productos.

Mesolift C15 concentrado revitalizador antifatiga


El concentrado, que contiene vitamina C pura, previene la aparición de toxinas y estimula la producción de colágeno. Además, su contenido en ácido hialurónico, oligoelementos y aminoácidos consigue una piel radiante y como nueva. Inspirado en la técnica de mesoterapia facial, es un tratamiento diario especial para mujeres que llevan un periodo de estrés y fatiga que se notan en la piel.

Mesolift crema antifatiga remineralizante


La crema antifatiga, gracias a su contenido en ácidos de frutas AH con efecto peeling, alisa, ilumina e hidrata, de modo que consigue una piel más suave y luminosa desde las primeras aplicaciones. Contiene vitaminas E, B y provitamina A que ayudan a combatir el estrés oxidativo y a estimular la renovación celular eficazmente. Un auténtico cóctel de vitaminas para una piel renovada.

Si queremos sentirnos bien por dentro y por fuera, es muy importante que sigamos unos cuidados de nuestro cabello y nuestro rostro a diario.