¡Protégete de la luz azul de los dispositivos con Diopti!

Largas jornadas de teletrabajo frente al ordenador, maratones de series, videollamadas con familiares y amigos, innumerables notificaciones en grupos de WhatsApp con ingeniosos memes, los más de 90 minutos diarios que invertimos en las redes sociales… En las últimas semanas, el tiempo que pasamos frente a las pantallas ha aumentado de forma drástica.


Esto, ha provocado que la radiación ultravioleta y la polución ambiental ya no sean los agentes más peligrosos para tu piel. Ahora, el mayor peligro, tiene otro nombre: la luz azul. Este es el responsable del llamado envejecimiento digital, causando problemas de hiperpigmentación, irritación, deshidratación y descamación e influye en la cantidad y calidad del sueño, todo esto tiene efectos notables para la piel, esencialmente, en el contorno de ojos (ojeras, arrugas marcadas, tono apagado, pérdida de firmeza) que nos hacen parecer mucho mayores de lo que en realidad somos.

¿Qué es la luz azul?


El ordenador, el televisor, la tablet o el teléfono móvil son aparatos retroiluminados que emiten una luz azul que, sobre todo cuando las exposiciones son prolongadas y a distancias cortas, provoca el envejecimiento prematuro de la piel. Y, especialmente la del contorno de los ojos, mucho más fina y frágil que la del resto del rostro. ¿Por qué?

     1. La luz azul suprime la producción de melatonina, la hormona del sueño, y altera los ritmos biológicos. Y, como ya sabemos, dormir bien es fundamental para afrontar el día con energía y sin rastro de ojeras, bolsas o un aspecto apagado. Por la noche se eliminan las toxinas acumuladas durante el día y se intensifica la regeneración de la dermis y la producción de colágeno y elastina. En resumen, si no se descansa bien se envejece mal.

      2. La luz azul penetra dentro de la piel a más profundidad que la radiación UVA y UVB. Esto se traduce en una mayor cantidad de radicales libres en la dermis que ocasionan pérdida de elasticidad, flacidez, sequedad y la aparición de arrugas y manchas de forma prematura.

     3. Tras largas exposiciones, la intensidad de la luz azul, acentúa la fatiga visual y, por tanto, las arrugas de expresión que tienden a formarse alrededor de los ojos.

¿Cómo combatirla?


Si no te queda más remedio que pasar mucho tiempo frente al ordenador, además de utilizar unas gafas especiales o un protector de pantalla que filtren la luz azul, no hay nada más eficaz que cuidar la fina piel que rodea los ojos con los cosméticos especialmente formulados para ello.

Con este objetivo, Lierac se ha aliado con la Fundación Oftalmológica de Rothschild (París), referencia mundial en oculoplastia -disciplina oftalmológica especializada en la corrección de los problemas de la piel del contorno de los ojos–, para desarrollar la gama Diopti. Se trata de 4 nuevos productos, cada uno de ellos con una misión específica.

Dioptipoche, corrección bolsas. Basado en la técnica estética blefaroplástica, este gel combate las tres causas de la hinchazón: retención de líquidos, acumulación de grasa y flacidez.

Dioptiride, corrección arrugas. Basado en la técnica estética de las inyecciones de toxina botulínica, esta crema rellenadora combate los tres tipos de arrugas: líneas de expresión, arrugas instauradas y arrugas de deshidratación.

Diopticerne, corrección ojeras. Este fluido aclarante con péptidos anti luz azul corrige las tres clases de ojeras: azul, marrón y ojeras hundidas.

Dioptifatigue, corrección fatiga. Basado en la técnica estética de la mesoterapia, este gel energizante planta cara a los tres signos de la fatiga: la hinchazón, las arrugas y las ojeras.