¿TE HAS QUEMADO CON EL SOL? LOS AFTERSUN DE LIERAC REPARAN TU PIEL

El mejor amigo de la piel es el protector solar. Si lo usamos correctamente y con el factor de protección adecuado no deberíamos quemarnos nunca por efecto del sol pero, ¿quién no se ha dejado llevar alguna vez por el placer de tumbarse en la playa y ha llegado a casa con la piel irritada? En esos casos, no hay nada mejor que utilizar un buen aftersun, como los de la línea Sunissime de Lierac.

CONTRA LA TIRANTEZ Y EL ARDOR

Un aftersun no es sustituible por una loción hidratante porque, además de nutrir en profundidad, reparar el fotoenvejecimiento y prolongar el bronceado, contiene los principios activos necesarios para regenerar la piel cuando nos hemos excedido en el tiempo de exposición a los rayos solares o no hemos utilizado el protector correctamente. En estos casos, el aftersun cumple una doble función:

1. Rehidrata la dermis. La radiación UV estresa la piel provocando una pérdida de agua y, en consecuencia, una sensación de tirantez y ardor. Además, la radiación solar hace que las fibras de colágeno y elastina de degraden y se acelere el envejecimiento. Y una de las funciones del aftersun es lograr que la piel recupere el nivel óptimo de hidratacióny elasticidad e, incluso, reparar el daño oxidativo.
2. Rebaja la temperatura. Tras la exposición solar la temperatura interna y externa de la piel se eleva. Y los aftersun suponen un refresco para la piel; incluso pueden llegar a rebajar tres grados su temperatura y disminuir el enrojecimiento y la inflamación si la hubiera.

No hay que olvidar que, en caso de que las quemaduras sean más graves, incluso con aparición de ampollas o sensación de malestar general, hay que acudir rápidamente al médico de familia o al dermatólogo porque podría ser necesario recibir un tratamiento a base de anti inflamatorios o corticoides.

CARA & CUERPO

La gama Sunissime se compone de 13 productos que, además de proporcionar una perfecta protección solar y los cuidados necesarios para después de tomar el sol, aportan un plus anti-edad. Para desarrollarla se ha inspirado en la luminoterapia –lámparas que reproducen el poder energizante de la luz del sol– e incorpora en su formulación un sistema filtrante patentado, melanina fraccionada, flavonoides vegetales, pro-taurina, ácido hialurónico y péptido activador del bronceado, que nos protege del espectro solar global sin tener que renunciar a esa energía tan necesaria que aporta la luz a nuestra piel. Sunissime cuenta con dos tratamientos aftersun para el rostro y uno para el cuerpo que tienen una textura ligera y fresca que desprende un suave perfume a flores blancas:

- Bálsamo Reparador Rostro Rehidratante Anti-Edad Global. Gracias al extracto de hamamelis, un complejo calmante embellecedor y el Cryo Effect Technology, la piel se blinda frente a los daños del sol y queda uniformemente bronceada.
- Sérum After-Sun Rostro Reparador SOS Anti-Edad Global. Con idénticos activos que el bálsamo pero en una concentración superior, sus efectos son más rápidos y evidentes.
- Leche After-Sun Reparadora Hidratante Cuerpo Anti-Edad Global. La fórmula que restaura la dermis facial tras exponerla al sol, cuida de la misma forma la corporal.