21 días de limpieza, propósito de septiembre

 

A lo largo de nuestra vida vamos fijando rutinas en lo que hacemos. Levantarnos cada mañana a una hora establecida, ir al gimnasio los martes y jueves por las tardes, quedar los lunes con nuestros amigos, ... ¿Sabías que una rutina se fija después de 21 días seguidos realizándola?

Lo bueno de volver de las vacaciones de verano, igual que las de Navidad, es que nos podemos fijar nuestros nuevos objetivos y por qué no una nueva rutina. En este caso os quiero hablar de la rutina de belleza que es importante para recuperar nuestra piel después del verano y que se mantenga durante todo el año.

Esta rutina empieza cada mañana, con una limpieza del rostro y una hidratación matinal antes del maquillaje.

Para la limpieza podemos elegir un limpiador refrescante, que nos despierte y que nos de luz al rostro. El Gel de Agua Pureté de Lierac es un limpiador que gracias a sus ingredientes naturales estimula las defensas naturales de la piel, limpia de forma suave y además tiene virtudes anti-inflamatorias, astringentes, purificantes y anti-bacterianas, ¡para hacer frente a un día muy largo!

Para la hidratación matinal tenemos que elegir un tratamiento que nos hidrate la piel a la vez que nos de sensación de frescura y nos ayude a alisar la piel por las mañanas. La gama Hydragenist de Lierac es ideal para esto, además con su amplia gama podemos satisfacer todas nuestras necesidades.

Pero la rutina también tiene un final, y en este caso acaba por las noches con una limpieza profunda y una hidratación nocturna.

Para la limpieza, tenemos que asegurarnos que el rostro queda limpio de todas las impurezas externas, nuestra piel ha estado muchas horas expuesta a factores externos. Para limpiar en profundidad la Crema de Leche Confort y la Loción Vitaminada Éclat de Lierac son perfectas ya que nuestra piel estará suave, con una sensación de confort y frescura, ¡ideal para meternos en la cama!

Como hidratación nocturna tenemos que elegir un tratamiento que nos de confort, suavidad y que actúe por la noche. También tenemos que tener en cuenta lo que queremos corregir. Anti-edad, hidratación, primeras arrugas, firmeza, ... hay que elegir ¡y no olvidarnos!

Crea tu rutina, ¡no lo dejes pasar!