Cómo combatir las pieles grasas y secas

La piel grasa y seca suelen generar una serie de consecuencias que pueden solucionarse con el tratamiento oportuno. Se analizan cuáles son los problemas más habituales y las mejores soluciones en cada caso.

Problemas de cada tipo de piel y el mejor tratamiento en cada caso
El exceso de sebo conlleva la aparición de áreas brillantes en la frente y la nariz. La dilatación de los poros y una piel más gruesa son otros síntomas asociados. En ocasiones, la grasa se percibe al tacto e incluso pueden aparecer escamas como síntoma de la dermatitis seborreica. Lo habitual es que las personas con este tipo de piel tengan acné, puntos negros y granos de forma continuada. Entre las causas de esta alteración se encuentran:

  • Los cambios hormonales.
  • Una dieta desequilibrada.
  • Un clima caluroso o húmedo.
  • La ascendencia genética.
  • La toma de medicamentos.
  • Un mal uso de los productos de limpieza facial (exceso de exfoliación o errores al desmaquillarse).

¿Cuál es el tratamiento más adecuado para la piel grasa?


La gama Sebologie de los laboratorios Lierac es siempre perfecta para conseguir unos óptimos resultados. Los siguientes productos son imprescindibles para evitar las consecuencias arriba explicadas:

  • La mascarilla exfoliante purificante permite regular el exceso de sebo gracias a sus arcillas purificantes verdes y blanca. También afinan los poros dilatados y elimina las imperfecciones y marcas.
  • El gel regulador permite corregir las imperfecciones y los brillos con mayor facilidad. Tan solo hay que aplicarlo mañana y/o noche sobre el rostro, evitando el contorno de los ojos.
  • La solución queratolítica es el mejor complemento al producto anterior gracias a su composición. Esta solución con acción peeling proporciona una respuesta específica para combatir los tres tipos de imperfecciones, brillos, poros dilatados y granos y marcas residuales. La solución queratolítica se aplica cada noche con la ayuda de un algodón.
  • El concentrado stop granos trata los granos y marcas residuales resultantes de la combinación de una proliferación bacteriana y de una interrupción de la renovación celular. Se aplica directamente sobre las imperfecciones para reducirlas en un tiempo récord.
  • El doble concentrado purificante funciona para controlar la hiperseborrea, corregir imperfecciones persistentes y devolver la textura de la piel. Durante el día la piel se matifica instantáneamente gracias al polvo de bambú mientras la piel se hidrata con la glicerina vegetal. Por la noche, el sérum con textura gel aporta un efecto purificante inmediato y una sensación suave al tacto.

La combinación de los tratamientos anteriores supone ir eliminando el sebo con eficacia y recuperar el aspecto natural de la piel del rostro.

¿Cuáles son las consecuencias de tener la piel seca?


Es bastante habitual considerar que la piel seca no reviste gravedad, pero no es así. De hecho, síntomas como la tirantez, el picor, la descamación, las grietas sangrantes o el enrojecimiento son siempre dignos de tener en cuenta. La falta de tratamiento puede provocar la aparición de otras dolencias de incierta evolución. De hecho, es necesario subrayar que resulta imprescindible aplicar un tratamiento en los siguientes casos:

  • Cuando la piel no mejora con el uso de una crema hidratante de uso genérico.
  • Si el enrojecimiento es permanente.
  • Si los síntomas arriba comentados provocan insomnio o ansiedad.
  • Si las heridas provocadas por rascarse se abren o se infectan.
  • Si aparecen escamas en grandes áreas de la piel.

Un repaso a los tratamientos más eficaces para la piel seca


Los laboratorios Lierac han conseguido, con Hydragenist, crear productos para mejorar la hidratación de la piel. A destacar, la importancia de las siguientes propuestas:

  • Nutribaume Nutritivo SOS. Su 11 % de concentrado Hydra 02 y la rosa mosqueta favorecen la hidratación profunda. El carité crea una capa protectora para evitar que el clima u otros agentes externos aumenten la sequedad.
  • Sérum hidratante. Su contenido en oxígeno permite centrarse en las zonas más castigadas y disfrutar de sus positivos efectos.

Por lo tanto, se puede concluir que, para combatir la piel grasa y seca, nada mejor que confiar en las gamas Sebologie e Hydragenist de Lierac. Los resultados son siempre tan sorprendentes como aconsejables para evitar un empeoramiento progresivo. Cuidarse la piel es sinónimo de apostar por tener un óptimo estado de salud. Usar los tratamientos arriba explicados permite conseguir los objetivos más optimistas en menos tiempo.

¿Cómo combinamos estas dos rutinas?


Normalmente la zona T del rostro es la que presenta la piel grasa y la zona de las mejillas, la piel seca. Por lo tanto, una vez tenemos el rostro limpio y seco comenzamos la rutina:

Mañana:

  1. Aplicaremos el doble concentrado purificante de Sebologie como un sérum en el rostro, evitando el contorno de los ojos.
  2. El gel regulador Sebologie sobre la zona T para combatir las imperfecciones.
  3. Después aplicamos el gel contorno de ojos hidratante de Hydragenist, en un solo gesto alisa y rehidrata.
  4. Por último, aplicamos la crema hidratante oxigenante.

Noche:

  1. Aplicamos el concentrado noche, un sérum-gel fresco con efecto purificante inmediato y una sensación suave al tacto.
  2. Con la ayuda de un algodón aplicamos en la zona T la solución queratolítica.
  3. A continuación, el gel regulador para un efecto matificante.
  4. Sobre las imperfecciones a tratar aplicaremos Sebologie concentrado Stop granos, con la ayuda de un bastoncillo.

Como complemento a esta rutina te recomendamos aplicar una o dos veces a la semana la mascarilla Duo Mask, la combinación de Hydragenist con Sebologie que aporta a la piel una acción purificante combinada con el baño de hidratación inmediato que necesita la piel.