Como conseguir unos labios 10


8 CONSEJOS QUE FUNCIONAN

Los labios son una de las zonas más frágiles del rostro. No están protegidos por las glándulas sebáceas y sudoríparas y su piel es especialmente fina y con una tasa de hidratación mucho más débil. Por tanto, son altamente sensibles a los fenómenos meteorológicos adversos (calor y frío extremos, viento o sol), la falta de hidratación, los malos hábitos… Así que para evitar unos labios resecos, agrietados o con arrugas sugerimos seguir los siguientes consejos:

  1. Limpiar bien los labios. Al igual que desmaquillamos la piel del rostro, debemos hacer lo mismo con los labios –con un producto suave– para eliminar restos de maquillaje, polución, etc.  

  2. Exfoliarlos. Para retirar células muertas y “pellejitos” un buen truco casero es mezclar azúcar moreno con vaselina o miel y cepillar los labios con un cepillo de dientes de cerdas suaves. ¡Funciona!

  3. Hidratarlos. Y hacerlo con cosméticos específicos que cubran todas sus necesidades. Porque una boca hidratada es sinónimo de una boca jugosa y sensual. Lierac cuenta con el bálsamo labial Hydragenist Bálsamo Nutri-rellenador Gloss Natural que, gracias al complejo Hydra O2 –basado en la técnica estética que reproduce la oxigenación tisular–, la cera rosa calmante y protectora y el alto contenido en ácidos grasos de la manteca de karité, nutre profundamente los labios al tiempo que aporta un plus anti edad con su efecto rellenador instantáneo. El bálsamo Hydragenist Bálsamo Nutri-rellenador Gloss Rosado proporciona, además, un toque de color que se adapta a cada sonrisa.

  4. Utilizar protector solar. La mejor forma de proteger la boca, especialmente vulnerable a los efectos de los rayos UVA y UVB. Mínimo con un FPS 15.

  5. Beber mucha agua. Al menos un litro y medio diario. Imprescindible para tener una piel y unos labios hidratados.

  6. Huir de los malos hábitos. Fumar y mascar chicle propicia, además de la pigmentación de los labios, la aparición de arrugas en los labios y por encima de ellos, más conocido como el llamado “código de barras”.

  7. Evitar tics perjudiciales. Como mordisquear los labios o chuparlos constantemente porque, en vez de hidratarlos, los reseca.

  8. Consumir alimentos ricos en vitaminas C y E. Fundamentales para prevenir el envejecimiento de la piel de la comisura de los labios.