CONSEJOS PARA PROTEGER EL CONTORNO DE LOS OJOS

ZONA FRÁGIL Y SENSIBLE

El contorno de los ojos es la zona más delicada del rostro porque su piel es 10 veces más fina que la del resto de la cara y está mucho menos hidratada ­–no contiene suficientes glándulas sebáceas y sudoríparas–, lo que se traduce en falta de elasticidad y aparición de arrugas. Si a eso le añadimos que la microcirculación sanguínea es lenta y el drenaje linfático insuficiente y factores como la genética, las horas de sueño, el estilo de vida o la alimentación, ya tenemos el origen de ojeras y bolsas. Para luchar contra todas ellas, debemos tener en cuenta los siguientes consejos:

-Dormir bien es fundamental para todo pero cuando hablamos del contorno de los ojos se trata del requisito número uno. Si las horas de sueño son insuficientes se resentirá la renovación celular y aparecerán bolsas y ojeras que nos darán un aspecto cansado.

-Utilizar protección solar específica para esa piel tan delicada y unas buenas gafas de sol. Así evitaremos el efecto de los rayos ultravioleta, causantes directos del envejecimiento prematuro de la dermis.

-Desmaquillarse los ojos, por la mañana y por la noche, con un producto especial que no irrite la piel.

-Beber de uno y medio a dos litros de agua diarios para favorecer la hidratación y evitar la aparición de microarrugas.

-Seguir una dieta sana. Es recomendable consumir pescado y vegetales diuréticos, como los espárragos, y reducir los alimentos ricos en sal (embutidos, conservas…) porque provocan la retención de líquidos y la formación de bolsas en los ojos.

-Evitar el consumo de alcohol y tabaco.

-Reducir el uso de dispositivos móviles. La luz azul que emiten sus pantallas, además de penetrar en la piel a más profundidad que la radiación UVA y UVB, altera el ritmo del sueño y aumenta la fatiga visual, provocando arrugas de expresión.

-Utilizar cosméticos especialmente formulados para ganar la batalla a las “patas de gallo”, bolsas y ojeras. Con ese objetivo, Lierac se ha aliado con la Fundación Oftalmológica de Rothschild (París), referencia mundial en oculoplastia -disciplina especializada en los problemas de la piel del contorno de los ojos–, para desarrollar Diopti, una gama compuesta de cuatro productos que combaten de forma específica cada problema.

Dioptipoche, corrección bolsas. Basado en la técnica estética blefaroplástica, este gel ataca las tres causas de la hinchazón: retención de agua, acumulación de grasa y flacidez.

Dioptiride, corrección arrugas. Basado en la técnica estética de las inyecciones de toxina botulínica, esta crema rellenadora combate los tres tipos de arrugas: líneas de expresión, arrugas instauradas y arrugas de deshidratación.

Diopticerne, corrección ojeras. Este fluido aclarante con péptidos anti luz azul corrige las tres clases de ojeras: azul, marrón y ojeras hundidas.

Dioptifatigue, corrección fatiga. Basado en la técnica estética de la mesoterapia, este gel energizante planta cara a los tres signos de la fatiga: la hinchazón, las arrugas y las ojeras.