DECÁLOGO PARA PRESUMIR DE BUENA CARA

¿Eres de las que a veces llegas a la oficina y tienes que escuchar “¡qué mala cara tienes!”? Si la respuesta es “sí” sigue leyendo porque te vamos a dar 10 buenos consejos para acabar con cualquier atisbo de fatiga en el rostro provocado por el estrés y el estilo de vida: falta de luminosidad y elasticidad, ojeras, bolsas, arrugas marcadas...

1.Dormir bien. Es la regla número uno. No hay que olvidar que es durante la noche cuando se eliminan las toxinas acumuladas durante el día y se intensifica la renovación celular de la piel.

2.Limpiar el rostro a conciencia. Antes de dormir y por la mañana. Nunca podremos presumir de una cara radiante si la piel no está libre de restos de maquillaje, polución y grasa. Si no disponemos de mucho tiempo, utilizar nuestro desmaquillante favorito (gel, leche o crema, agua micelar…) y si podemos dedicarle unos minutos extra, aplicar una mascarilla.

3.Hidratar en profundidad. Para tener un aspecto saludable es fundamental mantener siempre la dermis hidratada con los cosméticos que mejor se adapten a nuestra edad, tipo de piel y necesidades. Desde sérums que aportan una hidratación extra y mascarillas que alisan el rostro con efecto inmediato a hidratantes que actúan rellenando las arrugas y líneas de expresión.

4. Oxigenar la piel. Al despertar la dermis se muestra más deshidratada por la pérdida de agua durante la noche y la reducción en el aporte de oxígeno y micro-nutrientes. Todo esto hace que el rostro tenga un aspecto apagado y con arrugas más pronunciadas. 
Para revitalizarlo Lierac cuenta con  Hydragenist Bruma Energizante, un pulverizador oxigenante rellenador que contiene el complejo Hydra O2 y extracto de Rhodiolia Rosea, una raíz ártica que potencia la respiración celular y la producción de energía. Se difunde en micro-gotas 2,5 veces más pequeñas que una bruma clásica y está enriquecido con el perfume Hydragenist de rosa y jazmín.

5.Prestar especial atención a los ojos. Hinchados, con ojeras o arrugas marcadas, es la zona que más acusa el cansancio físico y mental. Por eso, además de descansar lo suficiente y limitar el uso de los dispositivos electrónicos, es importante utilizar productos específicos para el contorno de los ojos.

6.Utilizar bien el corrector y el iluminador. ¡No confundirlos! El corrector corrige y el iluminador da luz. Pero ambos son aliados que pueden hacer milagros. El corrector disimula ojeras, manchas y todo tipo de imperfecciones. El iluminador, gracias a sus partículas que atraen la luz, elimina los rastros de fatiga al aplicarse en lugares estratégicos como pómulos, lagrimal, frente o barbilla.

7.Maquillarse de forma inteligente. No hace falta eternizarse frente al espejo. Basta aplicarse una base de maquillaje o una hidratante con color que unifique la piel del rostro, un ligero rubor en las mejillas, hidratarse bien los labios y abrir la mirada con un toque de máscara.

8.Seguir una dieta anti fatiga. Consumir alimentos ricos en antioxidantes para evitar la acción de los radicales libres: frutas, verduras, hortalizas, pescado azul, aceite de oliva, té verde, frutos secos…

9.Beber mucha agua. El agua es esencial para mantener la humedad óptima de la piel y proporcionar los nutrientes esenciales a sus células. Así tendrá un aspecto jugoso y elástico y se retrasarán la aparición de los signos de envejecimiento.

10.Evitar malos hábitos. Fumar, beber sin moderación, tomar café en exceso o consumir comida basura son los peores enemigos de nuestra piel.