El efecto lifting: Un rejuvenecimiento natural para recuperar firmeza y elasticidad

Depende de la genética, de los hábitos y estilo de vida y de cómo hayamos cuidado nuestra piel, pero es aproximadamente a partir de los 40 cuando se empieza a formar un pliegue bajo las mejillas. A partir de este primer síntoma de flacidez, la reducción del volumen del tejido facial suele afectar a las ojeras, el surco nasogeniano –la línea que va de la nariz a la boca–, los labios, los párpados y el óvalo facial.

Y esto, ¿a qué se debe? Principalmente, a la pérdida de grasa en esas zonas. Pero, además, también se produce un paulatino destensamiento de los músculos y ligamentos que “sostienen” la estructura facial debido a la disminución de la producción de colágeno y elastina.

Por tanto, es fundamental utilizar un tratamiento dermoscosmético que incluya los ingredientes necesarios para compensar estas carencias que se producen en las pieles maduras. Y este es el caso de Lift Integral, la revolucionaria línea anti-edad con efecto lifting.

Para conseguir el ansiado efecto lifting sin necesidad de pasar por el quirófano –o también para prolongar sus beneficios cuando nos hemos sometido a esta operación estética–, Lift Integral cuenta con el concentrado Hyalu-3 de ácido hialurónico que estimula la producción de colágeno y tiene un gran efecto rellenador. Además, contiene extracto de caoba y de tulipán púrpura que tensan la piel y aumentan el volumen de la dermis.

¿Cómo funciona el efecto lifting?


El objetivo del efecto lifting es conseguir la regulación del metabolismo y la división celular con principios activos, logrando, por ejemplo:

  • La activación metabólica, por medio del silicio orgánico o la l-carnitina.
  • Revitalizar el rostro con antioxidantes, como el ácido ascórbico.
  • Aprovechar los beneficios del ácido hialurónico para hidratar, cicatrizar, reafirmar y regenerar la piel.
  • Mantener la estructura dérmica con los glucosaminiglicanos.

¿Cirugía? No, gracias.


Arrugas, flacidez, pérdida de volumen y luminosidad… Estos son algunos de los signos de envejecimiento que, a partir de los 45 años, son visibles en el rostro como consecuencia de la ralentización de la actividad celular, la menor producción de colágeno y elastina, la deshidratación, la genética o los malos hábitos. Luchar contra ellos recurriendo a la cirugía estética es una opción, pero conlleva un elevado coste, molestias y el riesgo de transformarnos en una mujer en la que no nos reconocemos.

La gama Lift integral de Lierac


Hoy en día contamos con tratamientos que nos ofrecen una alternativa eficaz, rápida e indolora para minimizar las consecuencias del paso del tiempo en nuestra piel, como la línea Lift Integral de Lierac, que consigue el efecto lift-injection –efecto lifting sin cirugía– gracias a su concentrado Hyalu-3 de ácido hialurónico y a los extractos de caoba y tulipán púrpura.

Su acción es doble: por un lado, tensa y reafirma las zonas especialmente vulnerables, como los párpados, la mandíbula y el óvalo facial y, por otro, rellena las que tienden a hundirse, como ojeras, pómulos y surcos nasogenianos. ¿El resultado? Un rostro más firme, joven y luminoso. Los cinco productos que componen Lift Integral deben utilizarse siguiendo un orden para que sus resultados sean espectaculares:

  1. Sérum Lifting Superactivado. Potencia la firmeza para redibujar el óvalo facial y tensar la piel.
  2. Sérum Lifting Ojos y Párpados. Tratamiento que alisa las arrugas para proporcionar una mirada más amplia y expresiva. 
  3. Crema Lifting Remodelante. Lucha contra la flacidez y el relajamiento muscular mejorando la expresión.
  4. Crema Lifting Reestructurante Noche. Trabaja especialmente los pómulos para devolverles toda su firmeza.
  5. Lift Integral Nutri. Concebida para aportar volumen y jugosidad a las pieles secas o muy secas, especialmente proclives a la flacidez.
  6. Mascarilla Lifting Efecto Flash. Tensa los rasgos al instante antes de maquillarse o para estar impecables en momentos especiales.