Estrías en el embarazo

Durante el embarazo nuestro cuerpo sufre cambios muy bruscos y nuestra piel se resiente. Por eso es importante que desde el primer momento tengamos un programa para cuidarla durante los 9 meses de embarazo.

Lo que primero aparece al nivel de la piel son las temidas estrías, unas líneas rosadas que se fijan generalmente en la zona de la tripa y en los flancos laterales. Son las zonas que más cambios sufren ya que la piel comienza a estirarse poco a poco, más de lo que está acostumbrada.

Para que nuestra piel no tenga ningún problema en estirarse tenemos que asegurarnos que es elástica, y esto lo conseguimos hidratando mucho la piel, tanto por dentro como por fuera. Esto es algo que debemos hacer todos los días y no únicamente durante los meses de embarazo.

Beber agua permite que nuestra piel se hidrate todo los días, desde dentro, y la hidratación corporal es esencial para la elasticidad de la piel. Aún así, las estrías no perdonan, y el tratamiento ideal para atenuarlas y prevenirlas es Phytolastil, gracias a su complejo reestructurante. La piel aparece lisa y tonificada después de su uso. Un Gel que previene y un Sérum que corrige son los dos tratamientos ideales antes, durante y después del embarazo.

¡Felicidades Mamás!