HIDRATACIÓN CORPORAL: UN RITUAL NECESARIO

Cuando pensamos en hidratación cometemos, fundamentalmente, dos errores. El primero es creer que lo prioritario es la piel del rostro y restamos importancia a la del resto del cuerpo y, el segundo, que la hidratación corporal es imprescindible en verano pero no durante el resto del año. Ahora, desmontemos estos dos mitos, conociendo la función de la piel.


¿PARA QUÉ SIRVE LA PIEL?

La piel es el órgano más grande del cuerpo: ocupa una superficie de 2 m2 y constituye el 30% del total del peso de un adulto. Y tiene una función importantísima, que es actuar como barrera protectora frente a las agresiones externas. Concretamente, regula la temperatura corporal (es capaz de desprender calor cuando el ambiente es frío y de refrescarse cuando hace calor), nos defiende de microorganismos, como virus y bacterias, y es un escudo frente a sustancias agresivas presentes, por ejemplo, en los productos de limpieza o la contaminación.


Para cumplir este triple objetivo la piel necesita un 10-13% de agua y por debajo del 10% las fibras de colágeno y elastina se ven afectadas y la dermis se vuelve seca, frágil y más vulnerable a las agresiones externas. Lo que se traduce en pérdida de elasticidad y tersura y en la aparición de descamación y arrugas.

¿Cómo podemos evitarlo?


DECÁLOGO PARA MANTENER LA PIEL HIDRATADA


  1. Utilizar un buen protector solar siempre que vayamos a exponernos al sol.

  2. Usar geles y jabones ricos en lípidos.

  3. Ducharse mejor que bañarse y hacerlo con agua no demasiado caliente.

  4. Exfoliar la piel periódicamente para eliminar células muertas y favorecer la acción de la crema hidratante.

  5. Hidratarse diariamente con una crema corporal después la ducha. Y si lo hacemos dos veces mejor. La gama hidratante específica para el cuerpo de Lierac, Body-Hydra+, se compone de una leche y una crema que contienen una fórmula hydra-repulpante. ¿Y esto qué significa? Que gracias a la presencia de dos ácidos hialurónicos, silicio, extracto de hibisco alisador y glicerina, tienen un efecto tonificante y de relleno porque actúan en la superficie y en capas más profundas de la dermis proporcionándole una hidratación inmediata y duradera (hasta 48 horas) y un aspecto terso y suave. La Leche Repulpante Body-Hydra+ tiene una textura fresca y ultra ligera y la Crema Repulpante Body-Hydra+, de textura más rica, incorpora además extracto de granada para potenciar su acción reafirmante.

  6. Protegerse con la ropa adecuada del frío y el viento.

  7. Evitar las calefacciones demasiado altas.

  8. Beber entre uno y medio y dos litros de agua al día.

  9. Seguir una dieta saludable y rica en antioxidantes.

  10. Tener buenos hábitos de vida: dormir lo necesario y evitar el alcohol y el tabaco.