HYDRAGENIST BRUMA ENERGIZANTE+SUNISSIME: UN DÚO GANADOR

Una de las dudas más comunes en materia de belleza es el orden en qué debemos aplicarnos los cosméticos en nuestra rutina diaria. Y cuando llega el verano, la pregunta clave es: ¿debemos echarnos el protector solar antes o después de la crema hidratante? Incluso hay quien se cuestiona si puede mezclar ambos productos para extenderlos al mismo tiempo. Si sigues leyendo este post, resolverás todos estos interrogantes…

LA CORRECTA RUTINA DE BELLEZA

“Limpia, trata, hidrata y protege” es la regla de oro de la cosmética. Lo que quiere decir que debemos seguir esos cuatro pasos y en ese orden:

1. Limpiar la piel en profundidad. Con un desmaquillante – leche, gel, agua micelar, aceite…– que mejor se adapte a tu tipo de piel y tus preferencias sin olvidar el cuello y el escote. Después, aplicar un tónico para retirar completamente las impurezas.

2. Aplicar los tratamientos. Los sérums o las cremas que utilicemos habitualmente para combatir nuestros puntos débiles: arrugas, manchas, falta de luminosidad…

3. Hidratar. Nutrir bien la dermis es imprescindible para mostrar una piel bonita y saludable y, además, combatir los signos de envejecimiento. Lierac cuenta con cosméticos hidratantes en varias de sus gamas, pero cuando hablamos estrictamente de hidratación, Hydragenist es su gama estrella. Y entre todos sus productos, que cubren las necesidades de todo tipo de pieles y de todas las partes del rostro, en verano es especialmente apetecible la Bruma Energizante. Porque se trata de un fresco pulverizador oxigenante que, en un rápido gesto, rehidrata y rellena la piel nada más despertar dejándola tersa y jugosa. Gracias al complejo Hydra O2 –oxígeno biomimético, ácido hialurónico, extracto de hoja de Vernonia, vitaminas y minerales–,reproduce la técnica de oxigenación tisularque es capaz de “reinyectar” agua en todas las capas de la piel para lograr una hidratación profunda y duradera. Además, el extracto de Rhodiolia Rosea, una raíz ártica de grandes propiedades anti-oxidantes,aporta una gran resistencia al estrés, aumenta la respiración celular y potencia la producción de energía.Y su perfume de rosa y jazmín difundido por micro-gotas 2,5 veces más pequeñas que las de una bruma clásica, logra un efecto tonificante global.

4. Protegerse del sol. El protector solar debe aplicarse siempre en último lugar –una media hora antes de salir de casa– y sin mezclarlo con la crema hidratante. Porque si lo echáramos antes actuaría como una barrera impidiendo que los tratamientos penetrasen y cumpliesen su función. Y si lo mezcláramos con la crema hidratante, disminuiría la eficacia del protector solar. Recuerda que Lierac cuenta con Sunissime, una línea con 13 productos que incluye varios protectores para el rostro que nos mantienen a salvo de los efectos nocivos del sol al tiempo que aportan un plus anti-aging. Inspirada en la luminoterapia –lámparas que reproducen el poder energizante de la luz del sol–, incorpora en su formulación un sistema filtrante patentado, melanina fraccionada, flavonoides vegetales, pro-taurina, ácido hialurónico y péptido activador del bronceado para protegernos del espectro solar global al tiempo que no renunciamos a esa energía tan necesaria que aporta la luz a nuestra piel.