LA DIETA PERFECTA PARA PRESUMIR DE PIEL

SUPERALIMENTOS

La piel es el órgano mayor del cuerpo y, junto con el hígado, los pulmones, los riñones y los intestinos, es el encargado de limpiar el organismo. Por tanto, es fundamental no sobrecargar de toxinas los órganos de limpieza con técnicas culinarias y alimentos saludables. Así nuestra piel mostrará su mejor versión y los signos de envejecimiento (arrugas, pérdida de luminosidad y elasticidad, flacidez, manchas, bolsas…) serán mucho menos evidentes.

Pero ¿qué debe incluir esta dieta ideal?

1.Cítricos. Muy ricos en vitamina C, considerada un potente antioxidante que interviene en la formación de colágeno, una proteína necesaria para que la piel conserve su firmeza y elasticidad. También aportan vitamina C verduras como pimientos o col –mejor crudas o cocinadas al vapor– y frutas como el kiwi.

2.Alimentos ricos en betacaroteno. Un precursor de la vitamina A que contribuye a reducir la flacidez y las arrugas. Lo aportan frutas, hortalizas y verduras de color amarillo intenso y naranja: zanahoria, calabaza, mango, melocotón, albaricoque…

3.Tomate. El alimento con mayor concentración de licopeno –especialmente si está maduro y se consume cocinado–, que protege las células frente a la acción de los radicales libres.

4.Frutos rojos. Fresas, frambuesas, arándanos, moras… Contienen vitamina C y flavonoides que evitan la destrucción celular y el envejecimiento prematuro gracias a sus propiedades antioxidantes.

5.Verduras de hoja verde. Debido a la presencia de vitamina E, las acelgas, espinacas o escarola protegen las células frente al estrés oxidativo.

6.Frutos secos. También contienen Vitamina E y reducen la oxidación celular. Las nueces, además, son ricas en cobre, que tiene poderes antiinflamatorios.

7.Carne y huevos. Aportan proteínas que frenan la pérdida de tono muscular y el descolgamiento, vitamina B6 y selenio, que previene alteraciones como manchas y falta de elasticidad.

8.Alimentos ricos en agua. Pepino, endivias, sandía, melón, lechuga o pimiento son algunos de los alimentos que, al contener gran cantidad de agua en su composición (entre un 85 y un 95%), mantienen la piel hidratada y favorecen la depuración y limpieza del organismo.

RECUPERAR LA LUMINOSIDAD

Combinar esta dieta saludable con un tratamiento de belleza especialmente formulado para devolver a la dermis toda su luminosidad es la estrategia infalible para presumir de piel. Como Supra Radiance, uno de los últimos tratamientos creados por Lierac con el fin de combatir el envejecimiento toxínico. Se trata de una línea compuesta por cinco productos que contienen una fórmula revolucionaria: extracto de marrubio blanco –un antioxidante que bloquea la penetración de agentes contaminantes–, el concentrado Hyalu-3 –combinación patentada de ácidos hialurónicos, los agentes “rellenadores” por excelencia– y extracto de levadura de agave azul de Méjico, que estimula la producción endógena de ácido hialurónico. 


-Gel Crema Renovadora Anti-Ox. Para pieles de normales a mixtas, elimina arrugas e imperfecciones en tiempo récord.

-Crema Renovadora Anti-Ox. Indicada para pieles de normales a secas, tiene un efecto alisador inmediato.

-Detox Crema Renovadora Noche. Se inspira en las mascarillas y cremas de noche asiáticas para suavizar y tersar la dermis al instante.

-Mascarilla Iluminadora Doble Peeling. Microcristales de roca volcánica para conseguir una acción de doble peeling y el efecto piel nueva.

-Sérum Iluminador Ojos. Su textura activa con efecto inmediato reduce la fatiga, alisa la dermis y aclara los ojos.