Limpia tu piel en profundidad

Cuando limpiamos nuestra piel lo hacemos con los productos básicos, un gel, un tónico, ... pero muchas veces notamos que nuestra piel no está completamente limpia.

La limpieza facial es muy importante para que nuestra piel mantenga su luminosidad, evitar la aparición de arrugas, finas líneas antes de lo normal y además para que nosotras nos notemos con la piel suave y perfecta cada día.

Cada noche y cada mañana tenemos que realizar "el ritual" de la limpieza facial y siempre hay que hacerlo con los tratamientos destinados a nuestro tipo de piel, sensible, con rojeces, con falta de luminosidad, grasa, seca, ... Y lo más importante es la exfoliación 1 ó 2 veces por semana, dependiendo de nuestro tipo de piel, para que nuestra piel esté limpia en profundidad.

Los exfoliantes faciales no son tratamientos muy agresivos, suelen ser suaves para no hacer daño a nuestra piel y además de eso, si lo usamos únicamente 1 ó 2 veces por semana, no tenemos que tener miedo. Los beneficios de los exfoliantes son que vamos a notar la piel completamente suave, muy uniforme y nos va a ayudar a eliminar las imperfecciones. Además nos ayudan a preparar la piel para los siguientes tratamientos que apliquemos a diario, de esta forma los resultados serán mayores.

Si nuestra piel es sensible, únicamente debemos exfoliarnos 1 vez a la semana, en caso de tener la piel más gruesa y que estemos expuestos a diario a los factores medioambientales como la polución, el humo... tenemos que exfoliar la piel 2 veces a la semana. Es importante aplicar a continuación nuestro sérum o crema diaria para que nuestra piel quede protegida.

Gommage Douceur de Lierac es perfecto para todos los tipos de piel. Además calma la piel y limpia en profundidad.