Los beneficios de los masajes faciales en tu rostro

El masaje, particularmente el masaje facial, es uno de los tratamientos más placenteros e íntimos que podemos aportar. Sin embargo, se trata de algo más que producir placer y bienestar. Cuando se utilizan correctamente los masajes faciales, pueden aportar numerosos beneficios como mejorar muchas afecciones de la piel o potenciar los tratamientos cosméticos.

El masaje facial y sus beneficios: mirando más allá del estrés


Muchas personas creen erróneamente que únicamente hay que dar un par de toques y esparcir por el rostro el producto para que empiece a hacer efecto. Pero, para que se produzca la magia, todo debe ir paso a paso, combinando el uso de cosméticos con masajes para potenciar sus poderosos beneficios.

El masaje mejora el resultado de cosméticos


Para mejorar la penetración de los cosméticos hay que incidir en que el masaje potencia la llegada de oxígeno a nuestra piel. En cierto modo, mejora la circulación de sangre y oxígeno al rostro. Esto no solamente reduce la formación de líneas de expresión, sino que provoca que los principios activos de los productos lleguen a mayor profundidad de las capas de piel. Además, el masaje facial acelera la circulación, lo que permite que la piel se cure y se repare a sí misma mucho más rápido del daño y los traumas que sufre a diario.

Cabe destacar que el masaje facial también elimina las impurezas y ayuda a drenar las toxinas que podrían estar entorpeciendo el funcionamiento de los cosméticos. Así, al masajear regularmente los músculos faciales, se puede activar el sistema linfático, el cual trabaja para eliminar las toxinas de todo el cuerpo. Esto termina beneficiando, pues permitirá que los ingredientes y principios activos actúen más eficazmente y en mayor profundidad.

El masaje facial puede ser el coadyuvante ideal a los tratamientos de cosmética. En sí puede ser hasta un poderoso tratamiento lifting y de regeneración. Por eso, no es de extrañar que se acompañe con productos de cosmética antienvejecimiento. La razón está en que a medida que frotamos y estimulamos la piel, también se estimula la producción de colágeno. El colágeno es una proteína natural que mantiene la elasticidad de la piel (que la mantiene firme), reduce las arrugas y retiene la humedad. Al estimular el crecimiento del colágeno y prevenir su degradación, los masajes faciales pueden ayudar a que nuestra piel luzca más joven durante más tiempo.

Gama Lift Integral


Con eficacia clínicamente probada, esta línea de productos de marca registrada ha sido elaborada para obtener un espléndido efecto lifting en el rostro o en las áreas deseadas. Como hemos comentado anteriormente, un masaje facial puede ayudar a rejuvenecer el rostro, pero combinándolo con productos de calidad y de marca reconocida pueden conseguirse resultados de gran éxito en un tiempo razonable. Profesionales de la medicina avalan estos métodos.

Entre los productos, destaca la mascarilla lifting con efecto flash, ideal para tensar los rasgos de forma instantánea con total naturalidad, o la crema reestructurante de noche, que puede ayudar a restaurar la dinámica facial, consiguiendo devolver la firmeza al rostro.

Otros productos como la crema lifting remodelante pueden ser ideales para aquellas personas que buscan un cosmético eficaz sin tener que recurrir a las inyecciones para relajar el rostro.

En conclusión, el masaje facial no solamente se utiliza para potenciar los tratamientos de belleza, sino que, además, aporta beneficios para la piel por sí mismo, produciendo alivio y bienestar en el organismo. Sin duda, añadimos vitalidad inmediata a una tez apagada con técnicas adaptadas a cada persona. Es imprescindible ponerse en manos de profesionales para conseguir, junto a los cosméticos de la gama Lift Integral, los resultados deseados.