Operación pecho firme

Tenemos que empezar a utilizar nuestra ropa veraniega que deja nuestro escote al aire libre y todavía no tenemos escote perfecto.

Como consecuencia de sus características fisiológicas y la exposición a numerosos factores externos e internos, la piel del pecho y el escote sufre un envejecimiento prematuro y acelerado. Nuestra piel está más rugosa, perdemos firmeza...

Para que podamos combatir estos problemas y no preocuparnos a la hora de ponernos un escote u otro podemos seguir varios pasos y ¡tener un escote 10!

  • El ejercicio es una forma segura de fortalecer el pecho, si levantamos los brazos hacia el techo y los bajamos (con algo de peso sería lo ideal) estamos ayudando a fortalecer el pecho y tonificar el escote. Si lo hacemos 20 veces al día en poco tiempo vamos a lucir un escote envidiable.

  • La piel del escote es igual de frágil que la del rostro, por eso si lo exfoliamos una o dos veces a la semana, para que quede liso, debemos hacerlo con un exfoliante suave, Hydra-Body Scrub de Lierac puede ser el exfoliante perfecto para que tengamos el escote liso y ¡listo!

  • La alimentación también es importante. Los alimentos que aportan vitamina a la piel nos van a ayudar a que nuestra piel esté más purificada. Las frutas son los alimentos que más nos ayudan porque están llenas de vitaminas, las naranjas, las mejores.

  • Al igual que cualquier otra parte del cuerpo, nuestro escote también necesita estar hidratado. Para completar el ritual Hydra-Body de Lierac, la leche Hydra-Body Lait hidrata muchísimo y además te deja un aroma irresistible.

  • El escote es normalmente una zona muy expuesta a los rayos de sol. Como hemos dicho, es una piel muy sensible por lo que tenemos que protegerla con protección solar alta. Lo ideal sería una protección SPF50+, así evitamos que nos salgan manchas en esa zona.

  • Por último, nuestro escote y el pecho también envejece por eso es muy importante que lo cuidemos igual que el rostro. Lierac nos da la solución, su gama Bust-Lift, para tensar los tejidos que sustentan el pecho. Reestructura la malla epidérmica, aporta elasticidad, también hidrata, alisa y evita la aparición de manchas. Además ¡embellece de forma muy natural!




Y un consejo, es muy importante que mantengamos siempre una postura recta.