S.O.S. ARRUGAS


“La arruga es bella”, decía el diseñador Adolfo Domínguez en los años 80. Y no le faltaba razón. No hay más que ver a las maravillosas Ana Belén o Meryl Streep, que a sus 66 y 68 años lucen orgullosas unas arrugas que no les restan un ápice de belleza. Pero una cosa son esas arrugas que reflejan una vida intensa y dan fe de los años que muestra nuestro DNI y otra muy distinta las que nos avejentan de forma prematura y nos dan un aspecto triste y cansado.


LA HUELLA DEL TIEMPO

La aparición de las arrugas se debe a múltiples causas pero, como ya sabemos, la más importante es el paso del tiempo. Con la edad, la renovación celular se ralentiza y disminuye la producción de colágeno y elastina, fundamentales para la salud de la piel. El efecto de la gravedad y los movimientos naturales de los músculos del rostro –al hablar, reírnos o mostrar sentimientos– también dejan huella. Además, nuestros hábitos y estilo de vida influyen decisivamente en la formación de los radicales libres, responsables del envejecimiento. Y aquí nos referimos a la alimentación, la exposición al sol y la polución, el cuidado de la piel con los cosméticos adecuados, malos hábitos como el alcohol y el tabaco, el estrés, las horas de sueño… Sin olvidarnos de la genética, que también cuenta.


OBJETIVO ARRUGAS

De todos los signos de envejecimiento, arrugas, flacidez, pérdida de luminosidad, bolsas, etc, sin duda lo que más preocupa a las mujeres son las arrugas. Por eso Lierac tiene una línea, Déridium, creada específicamente para luchar contra las arrugas con dos poderosas armas:

-Déridium crema hidratante corrección de arrugas para pieles normales a mixtas. Inspirada en la terapia de cicatrización de los tejidos y enriquecida con concentrado vegetal ALP exclusivo de Lierac (alquemila, hiedra y cola de caballo), este tratamiento rellenador reduce las arrugas actuando en su proceso de formación allí donde nacen.
-Déridium crema nutritiva corrección de arrugas para pieles secas a muy secas. También inspirada en la terapia de cicatrización de los tejidos y enriquecida con concentrado vegetal ALP exclusivo de Lierac (alquemila, hiedra y cola de caballo), este tratamiento rellenador reduce las arrugas aportando ese extra de nutrición que precisan este tipo de pieles al actuar donde nacen y en su proceso de formación.