Si hablamos de hidratación, ¿sólo piensas en la cara? ¿y qué pasa con el cuerpo?

Nuestro cuerpo está formado en casi un 80 % por agua. Este dato puede darnos una idea de la importancia de una buena hidratación corporal. Estos cuidados hacen referencia tanto a una preocupación por la hidratación interna de la piel como por la externa.

Tu actividad diaria, sobre todo si practicas ejercicio, ocasiona que tu cuerpo a través de la sudoración pierda líquidos. Es fundamental que los repongas por medio de la ingesta de agua. Es conveniente que bebas sobre dos litros de agua al día para mantener tu piel hidratada. Puede ser en forma caldos, infusiones u otros elementos. Huye de las bebidas azucaradas o con gas ya que no aportan la hidratación que tu cuerpo necesita y sí calorías vacías.

Otra forma de conseguir una buena hidratación corporal es a través del consumo de frutas, el melón y la sandía aportan una gran cantidad de líquido a tu organismo. Son ideales en los meses de verano.

Cuatro consejos para mantener la hidratación, tanto la interna, como la externa :

  • Aléjate del sol

El calor del sol deshidrata tu piel. Además, favorece la sudoración obligando a tu cuerpo a eliminar líquidos para intentar equilibrar su temperatura. Cuida tu piel y protégete del sol. Utiliza una crema solar con la protección adecuada a tu tipo de piel y procura no pasar demasiadas horas expuesta a los rayos solares.

  • Elige geles neutros

La higiene diaria es fundamental para mantener una piel uniforme, pero siempre has de ser muy cuidadosa con el tipo de productos que utilizas. Elige aquellos que respeten el pH de tu piel y que sean lo más naturales posible. No abuses de la temperatura del agua, ya que reseca en exceso tu epidermis.

  • Secado sin frotar

Al salir de la ducha mima tu piel. Realiza el secado con pequeños golpecitos, así conseguirás no irritar tu cuerpo.

  • Cremas hidratantes

Al igual que te recomendamos una buena hidratación interna de la piel, a través del consumo de agua, también aportas una hidratación externa. Para conseguir una piel lisa y uniforme dedica unos minutos al día para aplicarte una crema corporal de la gama body hydra de Lierac. En Lierac disponemos de dos formulaciones con diferentes texturas para adaptarse 100% a las necesidades de tu piel:

- La crema Body Hydra rehidrata, rellena y tonifica, tiene una textura más untuosa dedicada a hacer las delicias de aquellas pieles con mayor tendencia a la sequedad.

-Además ponemos a tu disposición los mismos beneficios con la suave textura de la leche hidratante Body Hydra, con las mismas propiedades que la crema pero una textura más ligera, para aquellas pieles que no se sienten cómodas con la crema.

Tu piel rehidratada durante 48h con nuestra gama Body Hydra. Su composición favorece una sensación de suavidad y elasticidad que podrás apreciar desde el primer día de uso. El mejor momento para aplicarte este producto es justo tras la ducha, cuando tu piel se encuentra limpia y receptiva a cualquier sustancia. Masajea con cuidado toda la superficie de tu cuerpo con la yema de tus dedos, realizando pequeños círculos. Su fácil absorción hará que te lleve muy poco tiempo su aplicación y puedas vestirte inmediatamente, sin esperas.

  • Atención a los meses fríos

En los meses de invierno creemos que no es necesaria la hidratación corporal ya que nuestra piel no está expuesta al aire. Pero es un error. Te aconsejamos que mantengas los mismos hábitos durante todo el año. No podemos acordarnos de nuestra piel sólo en verano, cuando más vamos a lucirla.


bodyhydra500x500.jpg