SUNISSIME: AFTER SUN Y ANTI EDAD TODO EN UNO

PROTEGER Y REPARAR

Proteger la dermis facial y corporal de los efectos nocivos del sol es indispensable si queremos evitar los signos de envejecimiento, quemaduras o lesiones más graves como el melanoma. Pero también es necesario regenerarla después de exponernos a los rayos solares para presumir de un bronceado uniforme y duradero y luchar contra la aparición de manchas, arrugas y falta de luminosidad provocadas por la deshidratación. 
Porque debido al sol y las altas temperaturas la sudoración aumenta y disminuye el nivel de agua en la piel. Además, el agua salada y el cloro alteran su manto hidrolipídico. La gama Sunissime de Lierac se encarga de compensar esta pérdida y dejar la dermis tersa, suave y jugosa.

LO MEJOR PARA LAS PIELES MADURAS

¿Qué producto escoger de los nueve que conforman Sunissime? Si hablamos de una piel madura cuya prioridad es combatir los signos de la edad, debemos decantarnos por dos con un potente efecto anti edad, uno para el rostro y otro para el cuerpo:


Ambos previenen la piel del fotoenvejecimiento y la calman intensamente gracias a sus poderosos ingredientes y su textura:
-Extracto de Hamamelis: planta conocida por su riqueza en taninos, combatiendo la aparición de arrugas y la pérdida de firmeza. 
-Un complejo formado por Omega 3 y 9, ácido hialurónico y un péptido activador de la melanina, repara la dermis y consigue un bronceado sin irregularidades en la pigmentación. 
-Su fórmula delicada y fresca favorece la Cryo Effect Technology, que calma la sensación de calentamiento bajando significativamente la temperatura cutánea.