SUNISSIME+LUMILOGIE: PROTECCIÓN SOLAR Y ANTI MANCHAS MÁS ALLÁ DEL VERANO

STOP A LAS MANCHAS

Las manchas se manifiestan en el rostro por el proceso natural de envejecimiento cutáneo, malos hábitos de vida, cambios hormonales –especialmente durante el embarazo– y el efecto del sol. Para combatirlas o evitar la aparición de manchas nuevas no siempre es suficiente aplicarse un buen protector solar y debemos sumar a nuestra rutina de belleza diaria la utilización de un tratamiento dermocosmético anti manchas. Y ser fiel a este tándem durante todo el año porque el sol nunca “duerme” y la lucha contra las manchas exige mucha constancia.
Lumilogie Correción Manchas 24H de Lierac es el primer tratamiento intensivo que actúa día y noche sobre las manchas nacientes, visibles e instaladas. Inspirado en las técnicas de la medicina estética LED (regula la producción de melanina y reestructura el tejido cutáneo) y Peeling (estimula la renovación celular y elimina el exceso de melanina), contiene en un único producto dos fórmulas concentradas: una creada para el día y otra para la noche. Uno es un fluido con efecto piel bonita que difumina instantáneamente las manchas gracias a sus micro-nácares, mientras que el otro es un gel-bálsamo que alisa y refresca la dermis en tiempo récord.

PROTECCIÓN SOLAR TAMBIÉN EN VERANO

La línea Sunissime de Lierac previene la aparición de manchas pero también de otros signos de envejecimiento provocados por la exposición al sol: arrugas, flacidez o pérdida de luminosidad. Cuenta con 10 productos –seis protectores para rostro y cuerpo, tres after sun y cápsulas para antes del bronceado– que nos mantienen a salvo de los efectos nocivos del sol aportando un plus anti-aging. Inspirada en la luminoterapia –lámparas que reproducen el poder energizante de la luz del sol–, incorpora en su formulación un sistema filtrante patentado, melanina fraccionada, flavonoides vegetales, pro-taurina, ácido hialurónico y péptido activador del bronceado para protegernos del espectro solar global al tiempo que no renunciamos a esa energía tan necesaria que aporta la luz a nuestra piel.